«Hablar de sostenibilidad social en el mundo rural para las personas con discapacidad es hacerlo de derechos e igualdad»

La consejera en funciones de Familias e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, María Isabel Blanco Llamas, ha asegurado este jueves que “hablar de sostenibilidad social en el mundo rural para las personas con discapacidad es hacerlo de derechos y de igualdad en el acceso a los recursos y servicios, al empleo, a la vivienda y en el derecho a decidir”.

En estos términos se ha pronunciado Blanco Llamas durante su intervención en el XVI Congreso de CERMIS Autonómicos, que se celebra este jueves y viernes en la Feria de Valladolid organizado por CERMI Castilla y León, junto al CERMI Estatal, con el apoyo de la Junta de Castilla y León. Este congreso, que tiene por lema “La sostenibilidad social de las personas con discapacidad en el entorno rural”, coincide con el 25 aniversario de CERMI.

De esta forma, Blanco Llamas ha enumerado algunas de las acciones que se han llevado a cabo en materia de discapacidad en Castilla y León, como es el programa de Atención en Red. Este programa se introduce dentro del marco del sistema de Dependencia 5.0, donde se conjugan los cuidados personalizados en domicilio y en centros residenciales, con la tecnología como aliada. “Se trata de un proyecto “alineado” con la Declaración de Cuenca del CERMI sobre desarrollo rural inclusivo, al establecer que las políticas públicas deben potenciar la búsqueda y generación de nuevos yacimientos de empleo en el mundo rural” ha agregado.

Llamas ha apostado también por profundizar en la digitalización de los servicios aprovechando los fondos europeos, para desarrollar proyectos que apuesten por el desarrollo rural inclusivo en Castilla y León.

Junto a María Isabel Blanco ha intervenido también el presidente del CERMI Estatal, Luis Cayo Pérez Bueno, quien ha definido a Valladolid como “la capital española de la discapacidad” y a Castilla y León como un ejemplo para otras comunidades en políticas de discapacidad. Así, ha destacado el término sostenibilidad social aclarando que “la sostenibilidad ambiental es el continente, y las personas son el contenido, por eso es necesario calificarlo de social”. Además, ha añadido que “el entorno rural es ahora idóneo para experimentar políticas públicas”.

Asimismo, ha reivindicado la necesidad de constituir una agenda pública en favor de la inclusión de las personas con discapacidad que residen en el entorno rural. “Si damos una respuesta a lo más arduo, daremos solución a casi la totalidad de las necesidades” ha finalizado.

Pérez Bueno ha aprovechado su interlocución para hacer alusión a la reforma constitucional. “El artículo 49 nos hiere por su terminología y ninguna formación política debe quedarse al margen”, ha advertido el presidente del CERMI.

El acto de apertura también ha contado con la participación del presidente del CERMI Castilla y León, Juan Pérez Sánchez, y la comisionada del CERMIS Autonómicos, Teresa Palahí, quien ha expresado su deseo porque este encuentro presencial sea un punto de inflexión para retomar la senda que se vio truncada por la pandemia y que ha supuesto un “grave perjuicio” para las personas con discapacidad.

En esta línea, ha anunciado que “desde el movimiento seguirán avanzando en esta deseada inclusión del mundo rural, porque hacen falta políticas públicas que permitan desarrollar acciones que garanticen ese derecho”; al tiempo que ha añadido que “este congreso que cuenta con la participación de todos los CERMIS Autonómicos y la presencia de ponentes de primer nivel, tiene el objetivo de compartir buenas prácticas estrategias innovadoras”.

Por su parte, el presidente de CERMI Castilla y León, Juan Pérez Sánchez, ha hecho un llamamiento a seguir trabajando de manera conjunta y coordinada con la administración social para hacer políticas de “gran calado”. “Estamos en el buen camino” ha señalado.

El congreso ha contado con una mesa inaugural impartida por el gerente regional de servicios sociales, Carlos Raúl de Pablos, bajo el título “La sostenibilidad social de las personas con discapacidad en el entorno rural”, en la que se ha profundizado en las diferentes políticas públicas en Castilla y León y buenas prácticas.

Además, durante su ponencia ha analizado el nuevo plan estratégico que tiene como objetivo trabajar en la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad de Castilla y León. “La idea es cambiar el sistema actual para que las personas estén en el centro de la actuación pública y, a partir de ahí, generar sinergias y articular los apoyos” ha matizado.

De Pablos ha querido resaltar que una de las grandes dificultades con la que se encuentran es la falta de profesionales. “Es necesario hacer atractivo la atención a las personas en el medio rural y debemos hacer un esfuerzo en formación para que así sea”. En esta línea, ha presentado los proyectos piloto en ejecución de atención domiciliaria y buenas prácticas en el ámbito rural para incentivar la creación de puestos de trabajo.

«La sostenibilidad social de las personas con discapacidad en el entorno rural» 

Tras la inauguración del congreso, ha tenido lugar una ponencia impartida por la jefa del área de Tutelas de la Fundación Acción Social y Tutela de Castilla y León, María Concepción Balairón Díez, que ha puesto el foco en el sistema de apoyo jurídico de las personas con discapacidad tras la aprobación de la Ley 8/2021 de 2 de junio, por la que se reforma la legislación civil y procesal para el apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídico. Una ley que “conlleva la necesidad de intensa formación de todos los operadores jurídicos y de la sociedad en general”.

“Esta reforma normativa debe ir unida a una transformación de la mentalidad social especialmente de aquellos profesionales del derecho que han de prestar sus respectivas funciones a requerimiento de las personas con discapacidad partiendo de los nuevos principios”, ha concluido Balairón.

Por último, el profesor titular de sociología de la Universidad de Salamanca, Agustín Huete García, ha impartido la ponencia “La población con discapacidad residente en el medio rural. Retrato de una exclusión aumentada”.

Huete García ha coincidido con Pérez Bueno en que un millón de personas con discapacidad las que residen en el medio rural, es una cifra muy significativa.
“Los recursos para la inclusión tienen un despliegue primario lo que limita su oferta de recursos, además, hay falta de apoyos específicos y escasez de oportunidades en el medio rural” ha finalizado.

 

Fotos de la primera jornada: